Knéset de Israel prestaron juramento 25 legislatura

Uno por uno, los 120 miembros del 25 legislatura de la Knéset de Israel prestaron juramento este martes, luego de lo cual el presidente Yitzhak Herzog instó a los legisladores entrantes a poner fin a su “adicción a conflicto” y alborotos impulsados ​​por las redes sociales, informó The Times of Israel.

Herzog usó su discurso para instar a los diputados a enfriar el venenoso discurso político entre los partidos después de 19 meses turbulentos en los que una improbable coalición de partidos de derecha, izquierda, centro y árabes tomó el poder solo para colapsar por disputas internas y críticas implacables de la oposición.

“Los ciudadanos de Israel están orgullosos de su país, que este año celebrará 75 años de independencia, y creen en la justicia de su causa; pero al mismo tiempo, honestamente están agotados por las luchas internas y sus consecuencias”, dijo el presidente.

“La responsabilidad recae ante todo en ustedes, los representantes electos del público. La responsabilidad de tratar de liberarse de esta adicción al conflicto interminable… La responsabilidad de respirar hondo, verificar los hechos y considerar todo cuidadosamente antes de cualquier discurso o [publicación en las redes sociales]”, dijo.

Herzog agregó que los políticos a menudo se enfocan demasiado en obtener un “Me gusta” y compartir y causar revuelo en redes sociales, sin pensar en las consecuencias.

Los israelíes ahora quieren que su parlamento “simplemente trabaje para ellos”, dijo.

“Esperan que ustedes, todos ustedes, trabajen para ellos en los comités, en el pleno y en sus diversos roles públicos y parlamentarios. Esperan que todos nosotros nos despertemos cada mañana y los cuidemos”, dijo Herzog.

También aludió a los llamados entre los miembros de la posible coalición de Netanyahu para promover una ley que permitiría a la Knéset anular los fallos de la Corte Suprema de Justicia con solo el voto de 61 de los 120 diputados.

“En este día festivo, debemos recordar que el poder de la legislatura es parte de un sistema necesario y más amplio de frenos y contrapesos. Permítanme enfatizar: no solo es posible el cambio, hay áreas donde el cambio es apropiado y deseable”, dijo.

“Pero debemos hacerlo escuchando, a través del diálogo abierto, a través del discurso respetuoso, y de manera justa”, agregó.

El presidente saliente de la KnésetMickey Levy, también denunció el discurso político vitriólico en el parlamento anterior en un discurso posterior al de Herzog. Sus comentarios fueron un aparente disparo a los miembros de la posible coalición religiosa de derecha, que criticaron continuamente al gobierno saliente a lo largo de su existencia.

“Desde mi experiencia en la Knéset, lo digo con mucho dolor: la Knéset anterior fue un punto bajo en la historia del país, con un discurso ofensivo y despectivo, socavando la legitimidad de un gobierno que recibió el respaldo de la Knéset y rompiendo todas las reglas del juego”, dijo.

“La juramentación de una nueva Knéset es una buena oportunidad para el cambio, la renovación y una conducta diferente”, agregó, e instó a los diputados a aprender de las “cosas buenas” hechas en la Knéset anterior y por el gobierno saliente, particularmente para lograr que el país retome el rumbo después de la pandemia de COVID-19 y fortalecer su posición internacional.

Haciéndose eco del sentimiento de HerzogLevy instó a la coalición entrante y a la oposición a cooperar y “no caer en el odio”. Llamó a las divisiones internas en la sociedad israelí “la mayor amenaza existencial” que enfrenta el país.

“Vamos a debatir con respeto mutuo”, dijo Levy. Prometió apoyar los movimientos adelantados por la coalición si se alinean con su visión del mundo, mientras criticó al bloque liderado por Netanyahu por no hacerlo mientras estaba en la oposición. Dijo que por lo tanto había servido como una “oposición al Estado” más que al gobierno.

Se espera que Levy, un diputado de Yesh Atid, pronto sea reemplazado como presidente por un legislador de la coalición entrante, aunque aún no se ha decidido quién obtendrá el puesto.

Organizada como un evento festivo, la ceremonia de juramentación incluyó una guardia de honor de la Knéset, una orquesta militar y un convoy de caballería.

Sin embargo, un ataque terrorista en Judea y Samaria ensombreció las celebraciones, y la mayoría de los diputados dedicaron algunos comentarios a las víctimas y sus familias.

El juramento estándar de los legisladores establece: “Me comprometo a ser fiel al Estado de Israel y a cumplir con devoción mi causa en la Knéset”, a lo que se espera que los diputados entrantes respondan: “Me comprometo”.

Una protesta menor ocurrió en abril de 2021, cuando varios miembros de la alianza de partidos árabes israelíes de izquierda Lista Conjunta cambiaron la redacción de sus juramentos para comprometerse a luchar contra la “ocupación” y los “racistas”.

Más tarde volvieron a tomar juramento en el parlamento sin el texto adicional. No ocurrió tal incidente el martes, aunque dos legisladores de la facción Hadash-Ta’al se negaron a tomarse una foto con la bandera y el sello del Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com