La redención final y por ello han comenzado a aparecer las tribus perdidas de Israel

Durante miles de años el pueblo judío ha estado buscando a sus diez tribus que desaparecieron en el exilio asirio.

En la época del rey Rehavan, hijo del rey Shelomo, el reino se dividió en dos: en el sur, estaba el reino de Yehudá, con las tribus de Yehudá, Binyamin, y parte de la tribu de Leví, mientras que en el norte, donde se encontraba la mayoría del pueblo judio, estaban las diez tribus de Israel.

Desgraciadamente hubo hostilidades entre los dos reinos, y hasta en algunas ocasiones llegaron a guerrear.

Aproximadamente 133 años antes de la destrucción del primer templo, Senaquerib, el rey de Asiria, conquistó el reino del Norte, y se llevó cautivas a las diez tribus de Israel. Al mismo tiempo, Senaquerib trajo a otro pueblo llamado “Kutim”, y los instaló en el lugar donde antes habian estado las 10 Tribus de Israel.

Años más tarde, el rey asirio, Senaquerib, buscó conquistar tambien Jerusalén, sin embargo sufrió una gran derrota.

niños Pashtun

 

Similitudes entre las costumbres pashtún y las costumbres judías

En el corazón de los estados islámicos radicales de Afganistán y Pakistán, viven los pashtún, que consisten en varios cientos de clanes y tribus que han conservado su herencia en medio de conquista y ocupación extranjeras. Son un gran grupo étnico de casi cuarenta millones de personas, divididas en diferentes tribus, y que están en casi todas partes, desde la administración hasta los talibanes.

Ellos no comen carne de camello, ni salen los sábados.

Paradójicamente, de los pashtunes es de donde surgió el movimiento ultraconservador de los talibanes islámicos en Afganistán. Sin embargo, existen muchas similitudes entre sus costumbres y las costumbres judías.

Aunque los Pashtunes son musulmanes, sin embargo, sus rituales, tales como la observancia del sábado y otras festividades, son muy similares a las judías.

También mantienen la costumbre de casarse solo entre ellos, y no con otros miembros de la religión islámica.

Al rezar ante una tumba familiar, toman una pequeña piedra y la colocan sobre la lápida. Al principio no pertenecían a los talibanes, pero con la ocupación militar de los soviéticos en la década de los 80, se vieron en una situación angustiante, ya que nadie los ayudó, lo que provocó que muchos de los jóvenes de las tribus pashtunes se adhirieran al ejército talibán.

A diferencia de otras tribus en Afganistán, los pashtunes tienen rasgos distintos, su tez es más blanca que la de sus vecinos. Sus ojos son claros, y su cara es un poco más larga. También no comen carne de camello, aunque para los musulmanes, no comer carne de camello es muy raro.

En el pasado, para saber quién era un judío, preguntaban: “¿comes carne de camello?”: quién respondiera negativamente,daba una clara señal de ser judío.

Otra de sus costumbres es que, además del viernes, los Pashtún establecieron el sábado como día de descanso, a diferencia de los musulmanes que descansan los viernes. En las últimas dos décadas, los titulares de los periódicos, han planteado la cuestión de que, si es que las tribus pashtún que componen la mayoría de los talibanes, son las tribus judías perdidas desde hace mucho tiempo, descendientes de los israelitas que fueron exiliados por el imperio asirio hace más de 2.700 años; asi lo publicó The Jerusalem Post.

A lo largo de las generaciones, han surgido en todo el mundo, muchos testimonios y leyendas, acerca del destino desconocido de las diez tribus de Israel, y los pashtunes formaron una parte importante de esas hipótesis.

Cuando los británicos conquistaron la India, los encontraron, y se enteraron de que ellos se atribuían a los israelitas. Incluso en el pasado, los reyes de ascendencia pashtún, daban a sus hijos nombres hebreos, como Jacob y José, y decían que eran israelitas.

Aunque hoy en dia muchas de sus costumbres ya no las practican, sin embargo, aún conservan una ciudad como refugio para asesinos accidentales. Quien asesina accidentalmente a otro, debe de huir a una ciudad refugio para salvarse de ser asesinado por algún familiar de la víctima, no obstante, si se queda en su lugar, se arriesga a una venganza.

Otras de sus prácticas aun hoy, incluyen costumbres como la circuncisión en el octavo día del nacimiento, usar un chal de cuatro puntas con flecos, abstenerse de mezclar carne con leche, encender las velas el viernes por la noche, y algunas leyes de pureza familiar.

Incluso el “IBUM”, (ley judía que obliga a un hombre a casarse con la viuda de su hermano fallecido sin descendencia masculina) aún existe entre los pashtún. En otras áreas por ejemplo, las bodas las efectúan bajo un dosel, y deben entregarle un anillo a la novia. Se levantan cada vez que mencionan el nombre de Moshé, y algunos no rezan en dirección a La Meca, sino hacia Jerusalén. Es muy curioso saber que los pashtunes tienen sus leyes llamadas “pashtunwali” por encima de las leyes del Corán.

hombre Pashtun

El “pashtunwali” parece ser una antigua Ley Bíblica

Antes del surgimiento del fundamentalismo islámico en la región, muchos de los pashtún se declararon a sí mismos como los que se llamaban Bene Israel, y que era una tradición oral que sus antepasados ​ transmitieron de generación en generación.

En el libro “Historia de los afganos”, de Joseph-Pierre Ferrie, de 1858, escribió que el jefe de una de las principales tribus pashtunes, los Yusefzai (Hijos de Yosef), presentó al shah de Persia, Nader Shah Afshar, una Biblia escrita en hebreo, y varios otros artículos que se habían utilizado en su antiguo culto, y que ellos habían conservado.

Sorprendentemente, los nombres de las tribus pashtún más importantes son: Rubeni, Gadi, Ashuri, Efridi, Shinwari, Lewani y Yousefzai, que se asemejan claramente a las tribus de Reuven, Gad, Asher, Ephraim, Shimon, Levy y Yosef.

Pero ¿dónde han estado todos estos años?

Los propios pashtún a veces hablan de su conexión con los hebreos, pero muestran poco deseo de emigrar a Eretz Israel.

Ellos afirman que se vieron obligados a convertirse al islam, y que siempre tuvieron una actitud positiva hacia el judaísmo.

El abuelo de uno de ellos le recordaba a su nieto, que era de ascendencia judía, y que algún día regresaremos, mientras le decía: “si ves a un judío en problemas, ayúdale, debes recordar que es tu hermano”.

Sin embargo, ellos viven en un entorno difícil, y si expresan simpatía abierta por Israel o el judaísmo, corren un riesgo muy grande.

Aunque se han recibido varias cartas que enviaron los pashtunes, en donde en una de ellas escribe Zaria, un pashtún afgano: “somos, sin duda judíos, descendientes de las tribus de Rueben, Menashe, Asher y Zevulun, y también creemos que el día que volvamos al judaísmo y a la Tierra de Israel, el Mesías hijo del rey David, volverá y nos salvará a todos”.

En otra de las cartas que llegó desde el corazón del estado musulmán radical, el remitente afirma que mantienen un estilo de vida musulmán, y anima a los judíos a mantenerse firmes contra los palestinos: “Somos hebreos, y creemos que algún día volveremos a Israel, y no les daremos esa tierra a los árabes.” “Nosotros, los pashtunes, somos conocidos como aquellos que no se rinden, así que ustedes deben hacer lo mismo con la Tierra de Israel”. Aunque no todos reaccionan de esa manera, algunas de ellos dicen: “es cierto que solíamos ser judíos, pero hoy somos musulmanes leales, no se puede esperar que las personas que han vivido con el islam durante más de mil años, de repente cambien su visión del mundo en un día”.

La mayoría de ellos se ven a sí mismos como musulmanes con cierta afinidad por el pueblo judío.

niña Pashtun

Hoy, muchos historiadores e investigadores insisten en que los restos de las diez tribus viven entre Afganistán y Paquistán

Y aunque los talibanes han hecho mucho para borrar cualquier rastro de su historia preislámica, la tradición se niega a morir.

Aunque con el nuevo despertar entre los pashtún, existe la posibilidad de que Israel pueda planear un camino de regreso a sus hermanos perdidos, y restaurar la casa de Israel, pero eso no será nada fácil, ya que muchos de los pashtunes de hoy, creen en el islam, y han olvidado sus antiguas tradiciones.

Hay dos diferentes opiniones entre dos grandes sabios de la Mishná, acerca si las diez tribus volverán o no.

Rabí Akiva sostiene que las diez tribus se perdieron para siempre y ya no volverán, mientras que Rabí Eliezer sostiene que sí volverán. (Talmud, Sanedrín 110b)

Sin embargo, el profeta Yejezkel describe la reunión definitiva entre todas las tribus, y predice en detalle cómo se dividirá Israel en trece partes en el momento de la redención. (Yejezkel 37:19-22)..

¿Quizás ya estemos muy cerca de la redención final?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com